lunes, 22 de mayo de 2017

Yo estoy aprendiendo

Yo estoy aprendiendo…

Aprendiendo a aceptar a las personas, aún cuando ellos me defraudan, cuando ellos escapan del ideal que yo tengo para ellos. Cuando ellos me hieren con palabras ásperas o con acciones irreflexivas. Es difícil aceptar a las personas así como ellos son, y no como yo quiero que sean. Es difícil, muy difícil, pero estoy aprendiendo…

Yo estoy aprendiendo a amar. Yo estoy aprendiendo a escuchar, para escuchar con los ojos y los oídos, para escuchar con el alma y con todos los sentidos. Para escuchar qué dice el corazón, lo que dicen los hombros caídos, los ojos, las manos inquietas. Para escuchar el mensaje que esconden las palabras, para descubrir la angustia enmascarada, la inseguridad disfrazada y la soledad encubierta. Para penetrar la sonrisa falsa, la felicidad simulada, la adulación exagerada. Para descubrir el dolor de cada corazón. Poco a poco, yo estoy aprendiendo a amar…

Yo estoy aprendiendo a perdonar, porque el amor perdona, limpia las heridas y borra las cicatrices que la incomprensión y la insensibilidad grabaron en el corazón herido. El amor alivia la herida que dejaron los pensamientos dolorosos. No cultiva las ofensas con las piedades y la autocompasión. El amor perdona, da olvido, extingue todo el dolor en el corazón. Yo, paso a paso, estoy aprendiendo a perdonar, a amar…

Yo estoy aprendiendo a descubrir el valor. Yo estoy aprendiendo a descubrir el valor dentro de cada vida, de todas las vidas, el afecto y la aceptación, las experiencias duras vividas a lo largo de los años.

Aprendiendo a poner de lado mis propios dolores, mis intereses, mi ambición, mi orgullo, cuando éstos impiden el bienestar y la felicidad de otra personas.

Yo estoy aprendiendo a ver en las personas su alma y sus infinitas posibilidades. Yo estoy aprendiendo, pero es lento el aprendizaje.
Qué difícil es aprender a amar. Aunque, tropezando, vagando, yo estoy aprendiendo…

LA BRÚJULA DEL CUIDADOR http://brujulacuidador.com



jueves, 11 de mayo de 2017

No sabe

Quien no ha llorado nunca,
no sabe de lágrimas.

Quien no ha perdido un beso,
no sabe de amor.

Quien no ha sufrido nunca,
no sabe de heridas.

Quien no ha estado solo,
no sabe del yo.

@_nataliazapa



lunes, 24 de abril de 2017

Alabanza de las piedras (Miguel Ángel Vázquez)

Resuena el eco en el agua,
en las plantas,
en las cumbres de las montañas,
un susurro que se derrama
por troncos de árboles,
gotea hasta las raíces,
rompe surcos de luz y barro
en la tierra mojada.
Es la Vida que redactó las profecías
con caligrafía de viento.
Es el tiempo mismo de la profecía.
Es el amor.

Recorre la Tierra un rumor
de fuego,
una liturgia de valle nevado,
el estruendo mudo del mar
dejando su huella en la hierba.
Ya llega.
Es la hora.
Es esta hora.

Un pájaro levanta el vuelo
entre las hojas secas del otoño,
se eleva,
deja atrás el frío, el hielo.
Deja atrás la rama.

El estruendo, el susurro,
el rumor, el eco,
llega en ondas a través del suelo,
hace temblar las piedras.
Las piedras chocan.
Las piedras pueden cantar.
Las piedras bailan y se mueven,
lo mueven todo.
Son cientos, miles, son una muchedumbre
de piedras
chocando y rebotando
alrededor del mundo.
Ya nada se puede parar.
Es la hora.
Es esta hora.

Está en el aire, está en las
distancias y los alientos,
es el cosmos de nuestra parte,
es el Sol, es la Luna.
Una fuerza liberadora
que nos convoca.
Es la liberación.
Es la liberación.

Las paredes gritan buenas noticias,
destilan fraternidad
como un canto revolucionario
entonado al unísono por los
engendrados
de un útero en forma de cruz.

Son los empobrecidos, que se levantan,
son los olvidados, que recuperan su voz,
los que nunca nadie nada
dispuestos a protagonizar
la Historia.
Amanece.
No hay vuelta atrás.
Es el cambio que viene
y no hay mayor denuncia
que comunicar la esperanza.

Es la hora.
Es esta hora.

Una constelación de descalzos
marca el sendero:
son los hijos del hambre
que creyeron en la promesa.
Ha llegado el tiempo de la liberación.
El tiempo de todas las profecías.
Jamás la luz se vistió de negro.
Jamás hubo camino sin indignación.
No hay mayor enemigo del amor
que el miedo.
No existe mayor subversión
que el amor.

@MAVazquez22



martes, 18 de abril de 2017

Desde que te fuiste

Desde que te fuiste,
no hay vida en la tierra;
se secan las hojas,
se apaga la hoguera.

Desde que te fuiste,
no crecen las flores;
el sol no amanece,
no arrancan los coches.

Desde que te fuiste,
no brilla la luna;
las estrellas se esconden,
no canta la tuna.

Desde que te fuiste,
no sopla el viento;
el vino está rancio,
no llora el lamento.

Desde que te fuiste,
no viajan los trenes;
las farolas se apagan,
no pasan los meses.

@_nataliazapa




Ya son diez

Esa mañana, de aquel Abril tan gris
aun segura, no quise que llegara.
El tiempo sangró a la hora tallada,
por tu propia mano, maceta y buril.

De entre mis vidas de tres segundos 
la más larga duró casi un año.
Y fue eterna a pesar del engaño.
Desnudos, sin nada, dos vagabundos.

Convertir lo cotidiano en fiesta,
inventarte "el cómo" y hasta "el por qué",
hacer que todo sume, aun si resta.

Nunca dejaste el motivo para después.
El arte de vivir, cantero, tu apuesta.
Pero el tiempo no pasa, ya son diez.

Emilio J. Zapatero Moral






miércoles, 12 de abril de 2017

Viernes Santo

Caminas hacia la muerte.
Caminas casi sin vida.
El corazón está roto.
El corazón hecho trizas.

Te duele el corazón.
Te duele toda tu vida.
Es la hora del adiós.
Llegó tu último día.

Sin pecado, condenado.
Coronado con espinas.
Cargas con la cruz a hombros
y preparas tu partida.

@_nataliazapa 



sábado, 8 de abril de 2017

Primavera

Por fin llegó la primavera y parece que las ausencias hoy duelen menos, pero duelen. Salgo a dar un paseo y disfruto del paisaje, los árboles rebosan vida que quiere brotar, vida que quiere dar vida. El sol me da en la cara de forma suave, y por un instante me olvido de todo y hasta me parece que es verdad eso que dicen de que "el tiempo lo cura todo", aunque en el fondo me siguen escociendo las mismas heridas que ayer.

Me gustaría transmitir esta paz, esta luz que ilumina, esta vida que quiere vivir y conseguir dibujar una sonrisa eterna en las caras de todas las personas que quiero... y es que algunas caras duelen mucho, pero otras duelen más. Sé que va a ser difícil, pero he decidido que lo voy a intentar.

Ya llegó la primavera y puedo ver como los ojos de los niños se iluminan y brillan más que ayer, porque intuyen, porque saben que se acercan más horas de juegos y de parque, de risas y de bromas, y eso huele a vacaciones y a verano, a amigos y a chuches... vientos de libertad para los niños llegan con la primavera.

Pero no todos los niños pueden disfrutar de los juegos ni de las horas perdidas en el parque, porque muchos han tenido que huir de su casa y han tenido que dejar atrás todo... No es primavera para todos (niños, mujeres, familias...) porque siguen muriendo en Siria y la guerra no acaba, porque siguen muriendo en medio del Mediterráneo y la ayuda no llega a todos, porque siguen muriendo en Sudán del Sur, en Nigeria, en Yemen y en Somalia debido al hambre y la guerra. 
No es primavera para todos y de hecho, para muchos, siempre es invierno.

Llegó la primavera... eso dijeron en las noticias el otro día. Tiempo de cambio, de subidas y bajadas (de temperaturas)... la vida misma. Llego de currar y voy con la bici a buscar a mi madre... nos tomamos algo y de camino a casa me dice que tenemos huevos fritos con patatas para cenar y por un momento soy la persona más feliz del mundo... ¡joder, qué poco cuesta disfrutar de las pequeñas cosas y cuántas veces perdemos el norte y nos perdemos esperando grandes cosas que no sirven de nada!

Es de noche y salgo a dar un paseo. Suena Supersubmarina en mi móvil y el tiempo se detiene por un instante... "por favor no me sueltes jamás, no me quiero volver a perder, solo quiero estar donde tú estés." Veo gente entrando a cenar al MacDonald y yo tan feliz pensando en mi cena (huevos fritos con patatas). Vuelvo a la música y me doy cuenta de que la primavera no sólo es una estación, que hoy es primavera porque he decidido mirar hacia delante y amar a los que me aman pero también a los que me miran con indiferencia... Que hoy es primavera porque he decidido dejar la culpa de lado y perdonarme y perdonar. Que hoy es primavera porque elijo sol, elijo estrellas, elijo fuego, elijo cielo. Te elijo a ti.

Que hoy es primavera porque no pienso rendirme, porque merece la pena luchar por un mundo mejor, porque el dolor, la tristeza, la desesperanza y la muerte no tienen la última palabra. Es primavera porque gana la alegría, gana la esperanza, gana la vida. Es primavera porque algún día se declarará el estado de paz en el planeta. Se terminarán las guerras, se acabará el hambre, no habrá diferencias. Es primavera y será primavera mientras quede al menos una persona que sueñe con un mundo mejor.

Vamos. Ven conmigo. Ven a hacerte primavera. Corre. No tardes. Que la gente nos necesita. Ven. Salgamos afuera. Que el mundo necesita de muchas primaveras.

@_nataliazapa